Primera lectura

1 Samuel (1,1-4.11-12.19.23-27)

Lectura de la primera carta a los Hebreos.

EN aquellos días, David regresó tras derrotar a Amalec y se detuvo dos días en Sicelag.
Al tercer día vino un hombre del campamento de Saúl, con las vestiduras rasgadas y tierra en la cabeza. Al llegar a la presencia de David, cayó en tierra y se postró.
David le preguntó:
«¿De dónde vienes?».
Respondió:
«He huido del campamento de Israel».
David le preguntó de nuevo:
«¿Qué ha sucedido? Cuéntamelo».
Respondió:
«La tropa ha huido de la batalla y muchos del pueblo han caído y han muerto, entre ellos Saúl y su hijo Jonatán».
Entonces David, echando mano a sus vestidos, los rasgó, lo mismo que sus acompañantes. Hicieron duelo, lloraron y ayunaron hasta la tarde por Saúl, por su hijo Jonatán, por el pueblo del Señor y por la casa de Israel, caídos a espada.
Y dijo David:
«La flor de Israel, herida en tus alturas.
Cómo han caído los héroes.
Saúl y Jonatán,
amables y gratos en su vida,
inseparables en su muerte,
más veloces que águilas,
más valientes que leones.
Hijas de Israel, llorad por Saúl,
que os cubría de púrpura y adornos,
que adornaba con alhajas de oro vuestros vestidos.
Cómo han caído los héroes
en medio del combate.
Jonatán, herido en tus alturas.
Estoy apenado por ti, Jonatán, hermano mío.
Me eras gratísimo,
tu amistad me resultaba más dulce
que el amor de mujeres.
Cómo han caído los héroes.
Han perecido las armas de combate».

Palabra de Dios.

Salmo responsorial

Salmo 79

Que brille tu rostro, Señor, y nos salve.

Pastor de Israel, escucha,
tú que guías a José como a un rebaño;
tú que te sientas sobre querubines, resplandece
ante Efrain, Benjamin y Manasés;
despierta tu poder y ven a salvarnos. 
Señor Dios del universo,
¿hasta cuándo estarás airado
mientras tu pueblo te suplica?
Les diste a comer llanto,
a beber lágrimas a tragos;
nos entregaste a las contiendas de nuestros vecinos,
nuestros enemigos se burlan de nosotros.

 

Evangelio

Marcos (3,20-21)

Lectura del santo Evangelio según San Marcos.

EN aquel tiempo, Jesús llegó a casa con sus discípulos y de nuevo se juntó tanta gente que no los dejaban ni comer.
Al enterarse su familia, vinieron a llevárselo, porque se decía que estaba fuera de sí.

Palabra del Señor.

Oración

Todas las oraciones de los fieles se reúnen en esta, que dice el sacerdote

DIOS todopoderoso y eterno,
infunde misericordiosamente en nosotros tu Espíritu,
para que nuestros corazones rebosen de aquel intenso amor
con el que san Vicente superó todos los tormentos corporales.
Por nuestro Señor Jesucristo.

 

Reflexión

Gasta un ratito de tu tiempo en hacer tuya la Palabra

Algunos de los parientes de Jesús, en un primer momento, no creyeron en él. María, su Madre, fue la única que siempre le siguió fielmente. Gracias a ella, esos parientes acabaron compartiendo el modo de vivir y predicar de Jesús. María ocupa en la vida y, por tanto, también en la oración del cristiano un lugar privilegiado. Su presencia está en todas partes, ya veces con gran protagonismo, pero siempre en relación al Hijo y en función de él. María está totalmente dirigida a él, hasta tal punto, que podemos decir que es más discípula que Madre. María se caracteriza por ser la humilde sierva del Señor, un rol que ha ocupado durante toda su vida terrena y que conserva para siempre. Recemos a María para que nos ayude a mantener la mirada puesta en nuestro Señor.

Papa Francisco